“Masaje que tiene sus orígenes de la mano de la maestra Kusum Modak de Poona India. Atravesado por la experiencia y las formaciones de mi maestra Natalia Gonzáles Sañudo, llega a mis manos para ser aplicado con responsabilidad y respeto.

Es un Arte que guarda la forma más elevada de expresión de los principios ayurvédicos. Un trabajo dinámico que invita a la introspección, al encuentro con nosotros mismos en un espacio cuidado y armonioso.
Sus movimientos integran progresivamente estiramientos pasivos propios del Yoga, creando una secuencia única, adaptada a cada persona, estimulando la fuerza latente del sacro, abriendo las capas más profundas de la mente, limpiando y purificando los canales por donde circula el flujo de la vida.

La enseñanza de una correcta respiración y el uso de aceites, hierbas y aromas convierten su práctica en un espacio de salud, integración y profunda renovación.
Algunos de los beneficios que nos otorga:

  • Alineación postural, expansión mental (consciencia presente) y aumento general de todas las capacidades físicas.
  • Limpieza y tonificación de todos los sistemas corporales.
  • Regulación del metabolismo, fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Regula el sistema nervioso aliviando tensiones, dolores y estados emocionales.
  • Promueve la creación de un vínculo con el otro basado en el afecto, el respeto y la valoración.
  • Aumenta el autoestima a través de la autoafirmación, como resultado del autoconocimiento.

Características:

  • La sesión tiene una duración entre 45-60 minutos según motivo de consulta y evaluación de la terapeuta para articular el procedimiento y atención más adecuada a cada persona, en cada sesión.
  • La práctica se realiza en un futón ubicado en el suelo, superficie ideal para desplegar efectivamente las maniobras, movimientos y estiramientos característicos de la práctica.
  • La utilización del aceite de sésamo y del polvo de cálamo aromático es tradición de origen, además pueden utilizarse otros aceites (almendra, girasol, oliva) según estación/evaluación tridosha.
  • Los movimientos, los estiramientos y las maniobras se aplican progresivamente para propiciar una apertura suave, precisa y cuidada.
  • Cada sesión despliega y articula en su itinerario lo que la persona necesita y puede asimilar desde el contacto.
  • Se requiere al menos 2 sesiones iniciales para evaluar los primeros beneficios de la práctica”

Ludmila Gazze. Practicante en Ayurveda

Turnos
Tel: 341 531-1122
Casa Zulú
San Jose 1769
Funes